martes, 26 de enero de 2010

El consejero de Política Territorial, Justicia e Interior, Rogelio Silva ha explicado la nueva normativa de Concejos Abiertos

27.1.2010.

 


En Aragón Liberal

Mejorar la gestión y superar los problemas de funcionamiento detectados son los objetivos de la nueva Ley de Concejos Abiertos

En la actualidad este régimen se aplica a 59 municipios de Zaragoza

La  nueva Ley reguladora de los Concejos Abiertos en Aragón, presentada a iniciativa del Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón, y aprobada el pasado 17 de diciembre en las Cortes de Aragón,  reduce la aplicación de este régimen a los municipios de menos de 40 habitantes o que tengan tradición anterior a 1985 en su utilización.
 
Así, lo ha señalado el consejero de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón,  Rogelio Silva, acompañado por la directora general de Administración Local, Lourdes Rubio, en la jornada explicativa que ha tenido lugar en Zaragoza dirigida a los municipios y entidades locales que hasta el momento se regían por este sistema de democracia directa.
 
La finalidad  de esta sesión es informarles acerca de las novedades de esta Ley cuyo objetivo es facilitar el gobierno y  la administración a muchos municipios que han mostrado dificultades en la aplicación de este régimen con sus actuales requisitos. Se trata de dar respuesta, dentro de la autonomía municipal, a los problemas que les plantea el régimen de Concejo Abierto para su funcionamiento y ofrecerles la posibilidad de que puedan regirse por el sistema de democracia representativa.
 
El régimen de Concejo abierto consiste en que el gobierno y administración corresponde a una Alcalde y a una Asamblea, integrada por todos los electores del municipio y que se aplica a los municipios con menos de 100 habitantes, a los que lo consideran aconsejable para su mejor gestión, además de los que lo tienen por tradición en virtud de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las bases del régimen local.
 
El consejero Rogelio Silva, ha indicado que con la entrada en vigor del nuevo Estatuto de Autonomía en Aragón, su artículo 82,2 permite establecer por ley de la Comunidad Autónoma los requisitos para la aplicación del régimen de Concejo Abierto, aunque sean distintos de los previstos en la normativa estatal básica de régimen local. Esto posibilita adaptar la aplicación de este régimen de Concejo abierto, a las peculiaridades territoriales de la Comunidad.
 
Silva ha mostrado su satisfacción por el consenso alcanzado con esta normativa y ha explicado que  el Gobierno de Aragón,  tras las dificultades mostradas por municipios que funcionan con este régimen,  que no siempre obtienen el quórum de asistencia necesario para la  adopción de acuerdos y  ante la falta de residencia real en el municipio de algunos de sus miembros, así como, la dificultad que supone  debatir determinadas cuestiones de complejidad técnica o legal e incluso la soledad del alcalde, único cargo electivo, sin posibilidad de contar con colaboradores democráticamente legitimados, ha elaborado esta nueva ley  adaptada a la realidad de Aragón. En este sentido, ha destacado, que con la normativa ´´se busca facilitar el funcionamiento del concejo abierto´´ y además, ha subrayado ´´su flexibilidad para que los municipios sean los que decidan´´.
 
 Además, factores como la despoblación están incrementando el número de municipios que pierden su sistema representativo para regirse por el sistema de democracia directa o asamblearia, Concejo abierto, aunque carezcan de tradición alguna en este sentido. Esto entraña una complejidad y requerimientos técnicos que hacen que este sistema no sea actualmente adecuado para el gobierno y administración de muchos municipios. Según las últimas elecciones de 2007  este régimen se aplica a un 20% de los municipios existentes ( a 143 de los 731 existentes:  15 en Huesca, 72 en Teruel y 59 en Zaragoza)
 
 
De esta manera, con la nueva ley se  vincula la aplicación de este régimen de Concejo abierto a los municipios de menos de 40 habitantes o que tengan tradición anterior a 1985 en su utilización. También, aquellos otros municipios en los que sus circunstancias peculiares lo hagan aconsejable y así se acredite y resuelva en el procedimiento correspondiente. Y a las entidades locales menores que cuenten con población inferior a 40 habitantes.
 
Establece que los municipios entre 40 y 100 habitantes no tienen obligación de sujetarse a este régimen, salvo acuerdo en contrario, siéndoles de aplicación el sistema de elección de 5 concejales previsto para los municipios de población inferior a 250 habitantes por la legislación electoral. Una norma que se aplicará a partir de las próximas elecciones por lo que los municipios afectados pueden optar, también si quieren, por mantener el régimen de Concejo abierto como hasta ahora,  con total respeto a su autonomía municipal. Para ello deberán comunicarlo al Gobierno de Aragón.
 
La Ley consta de cuatro capítulos y 17 artículos. En la línea marcada por la Ley 7/1999 de Administración Local de Aragón, la presente Ley regula la organización y funcionamiento de los Concejos Abiertos. Prevé la posibilidad de designar Tenientes de Alcalde, la designación por la Asamblea Vecinal de una Comisión informativa que pueda asistir al alcalde en la preparación de las propuestas de acuerdo que hayan de elevarse para su aprobación por la Asamblea y considera obligatoria la existencia de una Comisión de Cuentas. También se recoge en esta Ley,  en cuanto a las reglas de funcionamiento, unas normas esenciales referidas al lugar y convocatoria de las sesiones de la Asamblea, a la periodicidad de su celebración y requisitos para su válida constitución y al desarrollo de las mismas.

No hay comentarios: